BICIVIAJE OAXACA

en bicicleta al pacífico

RUMBO A OAXACA
Aquél biciviaje sucedió a finales del 2013. Salimos cuatro amigos del entonces llamado DF con la ilusión de pedalear hasta la Costa Oaxaqueña, al Pacífico. Fueron como dos semanas de camino, 900 km y montón de mezcal.
DF > Oaxtepec > Izúcar de Matamoros > Nochixtlán > Ciudad de Oaxaca > Miahuatlán > San José del Pacífico > Mazunte
Dairo, su papá y nosotros 4. 
Presagio de que en ese pueblo pasaríamos la Noche Buena.

------------------------------------
OAXACA
El buen Reynaldo que nos dio asilo en la Ciudad de Oaxaca. Ciclista de los chingones.
Peregrinos de la Virgen de Juquila 

De adorno el letrero.

Embotellamiento en la Mex. 135D.

MIAHUATLÁN
La noche antes de darle a la Sierra Sur de Oaxaca.
Esa noche un local de Miahuatlán (el mismo que a la mañana siguiente nos daría una cata exótica de mezcal) nos dijo que podíamos pasar la noche sin broncas en ese terreno. Y también nos advirtió que tuviéramos cuidado con las víboras porque si nos llegaba a morder alguna, solo tendríamos 20 minutos para librarla. Nos encerramos en las tiendas de campaña apenas cayó la noche.
Mezcalito curado de Alacrán, de Marihuana y hasta de Víbora creo tenía.
Allá en el fondo, la Sierra Sur Oaxaqueña.
Allá en el fondo, la Sierra Sur Oaxaqueña.
Allá en el fondo, el comienzo de la Sierra Sur Oaxaqueña.

---------------------------------
SIERRA SUR
 Ese día fue dedicado a la Sierra, la misión era lograr subir a San José del Pacífico para pasar la noche en la cima de la Sierra. Pura subida y muchos contratiempos llevó a que nos apañara la noche. Y los derrumbes... que verdaderamente impactaban en la fragilidad de nuestra ruta. Creo que estas fotos intentan imprimir el momento de incertidumbre que se vive arriba de la bici, donde uno tiene que confiar en su camino y tomar responsabilidad para lograr avanzar al lugar que se necesita o quiere llegar. Transitar ese proceso, es bien fregón.
Recuerdo que ese derrumbe nos apareció de la nada cuando lo teníamos a metros. Probablemente sea de los momentos más impactantes que me ha tocado en el camino.
---------------------------------
SAN JOSÉ DEL PACÍFICO
La Casa de Doña Cata. El hostal mas jipy.
Había una vez... Cuatro amigos que salieron de su casa en la Ciudad de México con la ilusión de pedalear hasta el Pacífico... Solo llegaron tres. Pero, por qué solo llegaron tres... Pregúntale a Enrique por qué no llegó Alex.
El Temazcal de Navarro. La verdad si está muy bueno. Pregunte por los tés (guiño, guiño).

Pura bajada, decían.

 Definitivamente el día más pesado de todos fue el último. Sonaba muy tranquilito el descenso a la Costa. En teoría es pura bajada pues en la Sierra nos encontrábamos a 1600 msnm. Y la distancia que había que transitar creo eran 130 km. Sonaba como una placido descenso. Aparte todos los automovilistas nos decían "esta papa, es de pura bajadita". Todavía nos echamos un Temazcal en la mañana abusando de la supuesta facilidad de la ruta. Pero fue un completo error. Nunca confíes en los consejos de ruta de un automovilista. Esos compas ni la sienten en la falsa comodidad del automotor. Pensábamos que no lo lograríamos... Y es que si hay mucha bajada. De hecho creo que no me han vuelto a doler los dedos como aquella vez de tanto presionar las palancas de freno. Así como bajabas, volvías a subir. Parecía interminable... También nos confiamos un chingo porque dos días antes cuando escalamos a San José (la cima de la Sierra) había sido pura subida constante... Al final pues había que lograrlo. Llegamos al mar aún con la poquita luz del día que sobraba. Metimos las bici a la arena sin importar lo pesado que significara y destapamos unas cervezas ahí enfrentito del Pacífico. Celebramos como debe ser; con su respectivo chapuzón en el mar. Y echamos la foto del recuerdo. Era año nuevo... Ese fue nuestro festejo. Antes de la media noche ya estábamos bien dormidos.
Gracias por ver.
Back to Top